¡Practica el deporte de moda: clases de pádel, equipación, consejos...! ¡Todo lo que necesites!

¡Lánzate a las clases de pádel! Todo lo que tienes que saber

Es evidente que, desde hace unos años, existe un deporte de moda en nuestro país. El pádel, hasta no hace mucho tiempo considerado un deporte elitista o para clases altas, ha superado esos primeros prejuicios y ha dado un enorme salto de popularidad hasta convertirse en la actualidad en uno de los más practicados en todos los grupos de edad.

Si lo has jugado alguna vez, comprenderás rápidamente el porqué de su rápida ascensión en las preferencias de los deportistas españoles: es rápido de aprender, muy divertido desde el nivel principiante, mejora los reflejos y tonifica los músculos, ¡y además te permite conocer gente y tiene menor riesgo de lesiones!

Si aún no lo has probado, ¿a qué estás esperando? Hay muchas escuelas que ofrecen clases de pádel adaptables a cualquier horario y nivel. Hoy te explicamos todo lo que tienes que saber para practicar pádel.

Historia del pádel

El pádel fue inventado como deporte en México en los años 70. Anteriormente, ya existía un deporte parecido llamado paddle tennis, con unas reglas distintas. Y es que el pádel que se practica hoy en las pistas surgió a raíz de las modificaciones que el mexicano Enrique Corcuera hizo a su predecesor, consiguiendo que ganara popularidad y se extendiera por España a partir de los años 90 alrededor de una red de pistas que se fueron instalando por la Costa del Sol.

Poco a poco se fue extendiendo por el resto de España, y hoy día es uno de los deportes más practicados en nuestro país, con cerca de 2 millones de seguidores activos. Pero también es el segundo más popular de Argentina, y se ha extendido por toda Sudamérica, Estados Unidos o Canadá. ¿Te unes a la diversión?

Lo básico: clases de pádel con pala y zapatillas

Como en cualquier deporte, el pádel requiere de una inversión para empezar a practicarlo. Pero no te preocupes, ¡en este caso es mínima! Solo necesitas una pala y un par de zapatillas. Si estás empezando, no te compliques ni te vayas a por lo más puntero del mercado. Existen palas desde 50 euros y no hace falta gastarse mucho más hasta que no tengas experiencia y quieras dar un salto de nivel. Las pelotas se encuentran desde 3 euros el bote.

Con las zapatillas ocurre igual. Por 40 o 50 euros puedes tener unas bastante aceptables. Ya tendrás tiempo de elegir esos pequeños detalles que mejor se adapten a tu estilo de juego, y… ¿quién sabe? Igual con tu primer premio en algún torneo puedes comprarte esa equipación completa con la que siempre soñaste

¡Empieza a practicar!

¿Cómo? ¡Pues con paciencia! Eso es fundamental. No quieras meterte directamente en la pista a dar golpes y meter puntos… Prueba primero en solitario. Visualiza en Internet partidos y clases de pádel, vídeos de golpes, etc. Después, inténtalo por tu cuenta. Colócate frente a una pared y practica golpes básicos, como la derecha o el revés. Intenta golpear siempre con el centro de la pala.

Una vez domines los golpes básicos, busca a alguien para pelotear y empezar a tantear las medidas de la pista. Escoge una pareja de tu nivel  para no frustrarte y ve conociéndote a ti mismo para evaluar tu progresión. Y poco a poco ve jugando partidos más exigentes, sin dejar de lado la posibilidad de enfrentarte a rivales de mayor nivel para aprender de ellos. Si ves que te cuesta un poco, o quieres avanzar más rápido, aconsejamos siempre un buen curso de pádel. Hay en todas las provincias, no te preocupes.

Sobre los cursos y las clases de pádel

Las clases de pádel están de moda. Podemos encontrar escuelas deportivas, clubs o gimnasios que ofrecen la posibilidad de apuntarnos a cursos y clases de pádel por todo el país. Al principio, es mucho más rentable invertir en formación que en material. Contacta con unos buenos profesionales que te ayuden a mejorar tu técnica, que te den consejos para progresar y que te asesoren sobre la pala o las zapatillas que más te convengan.

Una de las principales ventajas de asistir a clases de pádel es tener un profesor o mentor que te imponga objetivos realistas y progresivos a través de un plan de acción que se adapte a tu ritmo de evolución y a tu tiempo disponible, una ayuda de la que no se dispone cuando intentas aprender pádel por tu cuenta. Así que ya sabes: ¡apúntate a un curso de pádel y no pongas excusa para faltar a las clases!

Ya te hemos contado lo básico para este deporte. El resto queda en tus manos. Si deseas sumarte a este deporte social, divertido y saludable, no tienes más que comprarte un equipo básico, o pedírselo prestado a algún amigo, buscar algún curso de pádel cerca de tu casa y empezar a golpear la pelota con ilusión y ganas de divertirte. ¡Así de fácil!

Dejar un comentario