¿Sabes todo lo que puedes ver en Madrid? Aquí tienes una fotografía panorámica para hacerte una idea. ;-)

Qué ver en Madrid en dos días únicos para recordar

La capital española recibe por tierra y aire un gran número de turistas durante los trescientos sesenta y cinco días del año. Sus visitantes llegan desde fuera de las fronteras y de toda España con una pregunta en mente: ¿qué ver en Madrid? Su oferta turística, cultural, vacacional y de ocio es enorme, como corresponde a la mayor ciudad de la península ibérica, pero quizá necesites unos cuantos consejos para disfrutar de uno de esos puntos del globo que nunca duermen.

Así que, ya sabes, si te planteas una visita rápida por El Prado, el Thyssen-Bornemisza o el Reina Sofía —los tres principales centros artísticos de Madrid— o te apetece pasear por el casco histórico, reconocer aquel legendario Callejón del Gato del que hablaba Valle-Inclán o acercarte por las mejores discotecas de Madrid, vamos a hablarte de aquellos lugares clave que no debes perderte en tu escapada de fin de semana.

Sitios claves que ver en Madrid

Madrid es una ciudad que ha crecido enormemente en las últimas décadas, con la Sierra como uno único punto complicado hacia el que extenderse, la ciudad ha creado un gran número de urbanizaciones en las cercanías: San Sebastián de los Reyes, Coslada, Pozuelo, Fuenlabrada, o zonas como Getafe, Alcorcón o Parla, que recogen un gran número de los residentes del municipio, pero visitar Madrid sigue siendo sinónimo de visitar el centro de la urbe.

El centro histórico, sin embargo, es el punto donde se concentran los lugares más importantes para una visita turística a Madrid: a todos ellos podemos acceder en metro y autobús mediante un gran número de accesos, y ayudados por un mapa de líneas y un poco de paciencia no deberíamos tener mayor problema.

Si estás buscando ofertas de escapadas a Madrid, ¡revisa periódicamente la sección de Viajes de Offertutti!

Al escoger una visita exprés, nos encontraremos con cuarenta y ocho horas que disfrutar al máximo, y lo mejor será dejar los recorridos por las zonas menos céntricas o de menor interés para un viaje con más tiempo.

Podemos dedicar una parte de la primera jornada a El Retiro, el famoso parque en el centro de Madrid que ocupa más de cien hectáreas de terreno y cuenta con esculturas, fuentes y jardines. El terreno es un regalo de Gaspar de Guzmán, Conde-duque de Olivares, al rey Felipe IV a mediados del siglo XVII, quien construyó durante su reinado un gran número de las zonas adyacentes al Monasterio de los Jerónimos.

No lejos de allí se encuentra también el Museo del Prado, uno de los edificios dedicados al arte más importantes del mundo entero, con más de novecientas obras maestras y un fondo que supera las 27.000 piezas entre pintura y escultura.

La visita obligada hacia la Puerta de Alcalá en el punto en el que converge la calle del mismo nombre con la de Alfonso XII nos ofrece un paseo breve hasta la Plaza de la Cibeles, rodeada del Palacio de Buenavista (sede del Cuartel General del Ejército), el Banco de España y el Palacio de Linares, entre otros, y coronada por la famosa fuente neoclásica cuya diosa mira a Neptuno, también en la Plaza de Cánovas del Castillo.

¿Y cómo marcharnos de la capital sin ver la Puerta del Sol y la Plaza Mayor? Siguiendo la misma calle Alcalá, y poco después de que esta se cruce con la Gran Vía, terminaremos en uno de los puntos más emblemáticos de Madrid. Si tienes poco tiempo, la Puerta del Sol con el Kilómetro Cero (inicio del circuito radial de carreteras español), el Reloj de la Casa de Correos que da, año tras año, los cuartos y las campanadas el 31 de diciembre y la famosísima estatua del Oso y el madroño que representa la ciudad son tres must-see que no te debes perder.

¿Y si lo que quieres es ver todo lo que te ofrece el turisteo por Madrid, cómo te vas a ir sin pasar por la Plaza Mayor? ¡Si la tienes al lado! Visitar la capital obliga a ver la estatua ecuestre de Felipe III, tomarte una caña en sus terrazas y disfrutar de los arcos de la entrada (el más famoso es el Arco de Cuchilleros) y la Casa de la Panadería. ¡Ah! ¡Cerca de allí también está el Palacio Real o de Oriente, de estilo francés neoclásico y, si tienes tiempo, es muy recomendable visitarlo!

Para cuando estéis cansados de caminar, aún os queda la Gran Vía, un proyecto faraónico de inicios del siglo XX que hoy recoge restaurantes, bares, cafés, tiendas de moda y otros servicios en su ajetreo diario.

Tus dos días de visita terminan aquí, entre los principales sitios que deberías visitar en Madrid en un fin de semana; no obstante, si vas con más tiempo, ten presente que la capital es uno de esos lugares donde puedes perder la noción del tiempo. Para que lo aproveches, te adjuntamos diez propuestas más para tu visita a Madrid, ¿no está mal, no?

Visitar Madrid: diez cosas más que no deberías perderte

#1 El Mercado de San Miguel, muy cerca de la Plaza Mayor, para un tentempié estilo gourmet.

#2 Museo Sorolla: ¿algo debía tener el valenciano para que los madrileños le dedicasen un museo, verdad? Aquí descansan cientos de piezas del pintor donadas por la familia.

#3 Fundación Mapfre Recoletos, con exposiciones temporales de todo tipo, ¡y gratis!

#4 Templo de Debod… ¡Es Egipto dentro de Madrid! Un obsequio del país para agradecer la ayuda del Gobierno español.

#5 Matadero Madrid: el edificio recuperado está dedicado a un espacio multicultural y artístico.

#6 Atocha: ¿qué decir de la estación más famosa de España? ¡Visítala: es preciosa!

#7 Palacio de Cristal como edificio emblemático de El Retiro. En su interior, hay exposiciones de arte, ¡pero el exterior de metal y vidrio ya te seduce!

#8 Barrio de Salamanca: glamour y turismo. ¡La Meca del shopping!

#9 El Callejón del Gato, para los más literatos, donde ya no están aquellos espejos cóncavos y convexos (hay otros, más pequeños), pero sí reminiscencias desde la calle Nuñez de Arce.

#10 El último te lo dejamos a ti: puede ser el Museo Cerralbo, la Ermita de San Antonio, la Plaza de Santa Ana, la Catedral de la Almudena, Chueca…

¿Qué ver en Madrid decías? ¡Madrid se vive, hombre!

Dejar un comentario