Visitar Ámsterdam: consejos, trucos, guías de viaje

Visitar Ámsterdam: coffee shops y mucha diversión entre tulipanes

Ámsterdam es una ciudad de obligada visita para cualquier tipo de viajero. Si bien es cierto que son sus costumbres, su ambiente y su variada cultura los que la hacen una de las ciudades más variopintas e interesantes de Europa, hay ciertos rituales que debes cumplir si te decides a visitar la tierra de los tulipanes.

Holanda en general es sinónimo del cultivo del tulipán, de los coffee shops, de las bicicletas o de sus famosos canales. Pero si lo que te apetece es conocer su capital, Ámsterdam te ofrece todos estos iconos en un entorno que ni siquiera podrías imaginar antes de este viaje. Descubre qué hacer en tu visita a Ámsterdam, la ciudad de los mil canales. ¿Coges el avión con nosotros?

Ámsterdam en familia. ¡Disfruta de un agradable paseo en bicicleta!

¿Cómo vas a visitar Ámsterdam sin darte un buen paseo en bicicleta? Conocer una ciudad implica descubrir sus costumbres, y una de las más arraigadas entre los holandeses es, sin duda, la del transporte saludable. Te sorprenderá ver miles de bicicletas aparcadas a las puertas de cualquier estación de ferrocarril o alrededor de un centro comercial. No en vano, la mitad de los desplazamientos en esta ciudad se realiza pedaleando. ¡Toma nota y ve poniéndote en forma!

Si vas de viaje a Ámsterdam con la familia, una buena idea es recorrer sus barrios en bicicleta. Por unos ocho euros al día puedes alquilar una en los típicos rent a bike y pedalear por sus curiosas calles. Utiliza cualquiera de sus circuitos predefinidos para conocer la ciudad. Te recomendamos el verde, desde la Estación Central hasta Oosterpark, en un recorrido que te llevará por la Iglesia de San Nicolás, el Castillo de De Waag o el puente Sint Antoniesluis —parada obligatoria para una foto—, pasando por el espectacular barrio judío o la calle Zeedijk, un curioso Chinatown en mitad de Ámsterdam.

¿Quieres más emociones? Sube a tu familia al ferry que se toma detrás de la Estación Central con las bicicletas al hombro y ve hacia el norte de la ciudad. A pocos kilómetros encontrarás pueblos de fantasía donde descubrir castillos, molinos de viento, aldeas de pescadores y unos espectaculares campos de tulipanes que tus hijos jamás olvidarán. ¡Ámsterdam es una caja de sorpresas!

Visitar Ámsterdam de noche, ¡un placer solo para adultos!

Si lo que buscas es un viaje más “picante” a la ciudad del Barrio Rojo, ¡Voilà! Ámsterdam es una ciudad sin tabús donde la fiesta y la noche pueden convertirse en algo casi inevitable. ¿Vas sin niños? ¡Acompáñanos! Te llevamos de paseo por el famoso Barrio Rojo, el más visitado de la ciudad por el placer por lo prohibido.

Este barrio está situado en la parte antigua de Ámsterdam. Una zona ocupada por las luces de neón y la iluminación roja de sus escaparates. Prostíbulos, sex shows y coffee shops salpican sus calles como cualquier otro negocio, convirtiendo esta zona de la ciudad en una de las más concurridas y en la que la noche parece no terminar nunca. No te pierdas el coffee “The Greenhouse”. Nosotros te llevamos; tú decides qué hacer y cuándo terminar…

Recuerda que en la mayoría de los coffee shops no se venden bebidas alcohólicas, y que el consumo de drogas fuera de estos establecimientos está prohibido. Y no dejes pasar mucho tiempo para tu viaje. De los más de mil coffees que había hace diez años queda solo una tercera parte, y su futuro es realmente incierto. ¡Aprovecha y visita Ámsterdam antes de que desaparezcan!

Imprescindible en tu visita a Ámsterdam

Hayas viajado a Ámsterdam en familia o con los amigos, en tu visita no pueden faltar la Casa de Ana Frank, el Museo Van Gogh, la Plaza Dam con todos sus edificios monumentales, las casas flotantes ubicadas en los barcos de los canales o el Mercado de las Flores, un enclave popular para dejarse llevar por los sentidos. Si vas con tiempo a la ciudad, compra la tarjeta “I Amsterdam” que te permite el acceso gratuito a más de treinta atracciones y museos.

¿Tu viaje dura más de tres días? ¡Aprovecha para conocer otras ciudades! Holanda es un país pequeño y desplazarse en tren es fácil, cómodo y barato. Visita Volendam, Marken, Utrech y La Haya. Para cualquier trámite, el inglés es ampliamente utilizado por los holandeses, no deberías tener problema con él.

¿No te parece alucinante? Visitar Ámsterdam es un placer que todos deberíamos probar al menos una vez en la vida. Una ciudad totalmente diferente, repleta de color y cultura en las calles, y con un abanico de posibilidades que pocos destinos te pueden ofrecer. Ante esto, no te lo pienses mucho y… ¡busca vuelo rápido! En Offertutti tienes ofertas de viaje a Ámsterdam que no puedes desaprovechar. ¿Te vienes de visita a la ciudad de los tulipanes?

Dejar un comentario